Discurso del Representante de la Comunidad de Software Libre de Bolivia en el acto de presentación de los Planes de Implementación de Gobierno Electrónico, Software Libre y Estándares abiertos para el Estado Plurinacional de Bolivia

♠ Posted by Mario in at 18:08
https://image.slidesharecdn.com/2011introduccionsoftwarelibre-110317152203-phpapp02/95/breve-introduccin-al-software-libre-2011-5-728.jpg?cb=1305575853

Discurso del Representante de la Comunidad de Software Libre de Bolivia
en el acto de presentación de los Planes de Implementación de Gobierno
Electrónico, Software Libre y Estándares abiertos para el Estado
Plurinacional de Bolivia

En representación de la Comunidad de Software Libre de Bolivia, quiero felicitar a nuestro país por el gigantesco paso que estamos dando en procura de un futuro viable mediante el uso de tecnologías transparentes, confiables y seguras.

La promulgación del DS. 3251 del 12 de julio de 2017 representa el más importante paso que como Estado estamos dando para resolver el gran problema de la dependencia tecnológica. Los anexos de ese decreto, es decir, el «Plan de Implementación de Gobierno Electrónico» así como el «Plan de Implementación de Software Libre y Estándares Abiertos», son el resultado de un extraordinario trabajo realizado por el COPLUTIC, la AGETIC, el Ministerio de Planificación y la Comunidad de Software Libre

Todos estos documentos serán base para otros países, pues queda claro que Bolivia es el primer Estado que usará el software libre en forma obligatoria. Hago énfasis en esto y repito: Bolivia es el primer Estado en dar este paso, lo que a la vez significa que estamos haciendo camino y que cada paso que se da, está guiado únicamente por la esperanza y el compromiso de un mejor país. Y por supuesto, por la gran capacidad de los técnicos que han trabajado en ello. La calidad y profundidad de los Planes está manifiesta. No puede ser de otra manera ya que es el resultado de un trabajo completo, técnicamente honesto y muy visionario.

Como comunidad no hemos estado separados de la construcción de estos documentos. Hemos trabajado codo a codo con los servidores públicos, plasmando las ideas y las propuestas en blanco y negro. No es de extrañar que, como resultado de esa interacción, algunas de esas personas de la comunidad, hayan sido incluidas en la AGETIC cuando ésta fue creada en septiembre del 2015. En este punto, es necesario recalcar que el apoyo de la comunidad siempre ha sido anónimo, desinteresado y con gran capacidad técnica.

La comunidad no sólo ha ejercido su rol de control social, sino que ha sabido plantear propuestas y soluciones a los diferentes problemas que se han presentado en la construcción del sueño que hoy empezamos a vislumbrar como realidad, y que continuaremos de la misma manera. Es decir, seguiremos observando en forma crítica y muy constructiva el proceso que se viene para adelante, y al mismo tiempo presentando propuestas, pues siempre hemos sabido que cualquier problema tiene más de una solución; y lo sabemos no sólo porque estamos en un área sumamente compleja que es modelar la realidad, sino porque tenemos mucha experiencia de desarrollo para el sector público.

Recuerdo que el año 1998, cuando hice un sistema de gestión de proyectos con licencia de software libre para la Unidad Técnica de Apoyo y Fortalecimiento – UTOAF, al oir de software libre, me vieron con incredulidad: una melancólica mezcla de paciencia y condescendencia. Ese fue el primero. Luego, vendrían otros sistemas para el Estado, como el de Subsidio a la Vivienda, del Pago Excepcional del Fonvis, del SICOES, de la Superintendencia de Hidrocarburos, etc. Siempre con software libre. Siempre con la filosofía del software libre por delante, disfrutando el poder enorme de manejar por completo una tecnología libre.

Los abogados de las instituciones públicas no siempre fueron pacientes ni condescendientes y nos crearon más de un momento ingrato por entregar software libre al Estado. Por ejemplo, el 2003, en la Unidad de Medio Ambiente del Ministerio de Hidrocarburos, nos hicieron cambiar la licencia de todos los archivos del código fuente, porque no les daba «seguridad jurídica». Es decir, Tuvimos que cambiar los textos que decían algo así como, «Queda usted autorizado a realizar todos los cambios, a copiar y a distribuir el presente código…» por frases como «Queda Ud. prohibido de revisar, copiar o alterar el presente código fuente…». Ahí se quedaron tranquilos. Si alguien les copiaba «su» software, ya podrían actuar legalmente. Lo que no entendieron es que con esa licencia, ya no era «su» software.

Aún con esos impasses, siempre tuvimos la certeza de que el software libre es la mejor respuesta para el Estado boliviano. Y tuvieron que pasar casi veinte años para que lleguemos hasta aquí. Y hoy estamos aquí. Viendo concretarse el primer y muy importante paso para normar esta transición. Y nos permitimos algunas sugerencias de lo que no está en los Planes presentados.

Primero.- Se debe crear el ecosistema económico que permita a más empresas integrarse a la atención de los servicios emergentes de manejar NUESTRA propia tecnología en el muy, muy largo plazo y de forma sostenible. Es decir, dejar de pensar que quien deba construir el software y los servicios debe ser el propio Estado. Son muchas las áreas donde la sociedad civil puede aportar: desarrollo de software, documentación, implementación, diseño gráfico, capacitación, etc. Ya hemos aprendido que los enclaves tecnológicos sólo generan dependencia.

Segundo.- La elección entre el software libre y el software propietario es un tema vital. Cada vez que se tranza –aparte del tema económico–, se pierden diez años de desarrollo. Así, a partir del 17 de julio, cada software propietario que se incorpore al Estado perjudicará más tiempo que todo el tiempo que dure el plan de migración. Por otra parte, cuando se tranza en la educación, se pierden por lo menos veinte años. Eso significa que las siguientes computadoras que se entreguen en el sector educativo, ya no deben contener software propietario.

Tercero.- La transparencia del proceso de migración es fundamental. Si una institución no cumple sus metas, no significa el fracaso de sus autoridades o de sus técnicos. Ocultar esa realidad es alimentar una bomba de tiempo. Todos debemos estar conscientes del avance que tienen todas y cada una de las instituciones, aprender de sus logros y replicar ese conocimiento o para apoyarlas en caso de ser necesario.

Cuarto.- La gestión del riesgo es parte constitutiva de todo el Plan. Parte de nuestro trabajo en la construcción de los Planes, fue la incorporación de esta lógica. Hoy, sabemos que la gestión del riesgo y la transparencia (pueden usar estos dos conceptos como sinónimos), pueden ser manejadas por la misma tecnología que alentamos.

La comunidad continuará apoyando en lo necesario, ya sea construyendo herramientas de información, de seguimiento, de control o de desarrollo, como por ejemplo, para el «Plan Institucional de Implementación de Software Libre y Estándares Abiertos» que debe presentar cada institución. Aún nos suena como que exagerado hacerlo en siete años. Realmente creemos que se puede migrar en menos tiempo o por lo menos establecer metas como que 70% hayan migrado en tres años. Tiempo es lo que, como país, no tenemos.

La Ley de telecomunicaciones Nro. 164 ha sido promulgada el 8 de agosto del 2011. ¡Hacen 6 años! Han habido personas como la Senadora Nélida Sifuentes que por instancias del Colectivo Más y Mejor Internet para Bolivia y por lograr la masificación de Internet, tomó contacto con nuestra comunidad. Desde entonces, ella le ha dado más de un empujón a la aprobación de las normas que, –al parecer– podría haber tomado mucho más tiempo aprobarlas.

Así que bravo Senadora, bravo Agetic, bravo Adsib, bravo Coplutic y bravo a todos los que han creído en nuestro sueño y que han sabido poner el cerebro y el pecho para hacerlo realidad.

El software libre es como la ciencia, un conocimiento que se comparte, para el uso que se quiera dar a ese conocimiento. La filosofía del Software Libre debe ser parte de la sociedad y la norma, la instrumentalización de esa filosofía.

Aunque parezca poco creíble, una idea tan sana y exitosa como el software libre, tiene muchos enemigos. Podemos llamarles codicia, indiferencia o ignorancia, pero la verdad es que están ahí esperando solazarse con cualquiera de nuestros fracasos o incluso, simplemente con obstaculizar su avance. Sin embargo, la historia –aunque breve pero muy intensa–, nos muestra que esta idea es imparable, porque nosotros, la Comunidad de Software Libre de Bolivia, no nos detendremos.

Muchas Gracias y felicidades Bolivia.

Alejandro Salamanca Mazuelo
La Paz 2 de agosto de 2017

Fuente. 

0 comentarios:

Publicar un comentario