Por derechos de autor se cobra de Bs 100 a 2.000.

♠ Posted by Mario in at 12:25
Música. Sobodaycom es la sociedad que recauda el monto, requisito para los espectáculos
Propiedad. Los artistas que actuarán con sus propias obras, como Atajo en la foto, deberán presentar su cronograma a Sobodaycom para confirmar aquello. Foto: La Razón-archivo

Propiedad. Los artistas que actuarán con sus propias obras, como Atajo en la foto, deberán presentar su cronograma a Sobodaycom para confirmar aquello. Foto: La Razón-archivo

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Soruco / La Paz
00:00 / 05 de octubre de 2014
 
La Sociedad Boliviana de Autores y Compositores de Música (Sobodaycom) recauda entre Bs 100 y Bs 2.000 por el pago de derechos de autor por un evento, requisito que es validado por un proyecto de ley aprobado por el Concejo Municipal de La Paz.  

Este requisito afecta tanto a locales (discotecas, karaokes, restaurantes, cines y teatros, entre otros) como a entradas folklóricas (barriales y patronales), festivales, ferias, encuentros y cualquier actividad “en la que se ejecute música públicamente”.

“Los montos varían según el uso de la música y la naturaleza del negocio. El rango va desde los Bs 100 hasta los Bs 2.000 o más, dependiendo del solicitante”, explicó el director general de Sobodaycom, Geoffrey Baldivieso.

El representante agregó que “la ley nos faculta a realizar nuestros propios tarifarios y, dependiendo del evento y costo de entrada, se hace un cálculo aproximado del pago. Lo mismo en lugares donde se ejecuta música como actividad principal y secundaria. No paga lo mismo una discoteca que un restaurante, donde los temas son un plus”.vacío. El miércoles 1, el Concejo Municipal de La Paz aprobó en grande y en detalle el proyecto normativa que pretende “llenar un vacío” en lo que se refiere a legislación edil sobre los derechos de autor.

La propuesta especifica que Sobodaycom, al ser una sociedad de gestión colectiva autorizada por el Servicio Nacional de Propiedad Intelectual (Senapi), es la responsable de realizar los cobros y mantener un registro de las obras y de los artistas involucrados en los espectáculos. 

“El poder lo da la Ley 1322 (de Derechos de Autor de 1992). Esta nueva norma municipal, que antes se conocía como ordenanza, simplemente coadyuva en su trabajo a las entidades que tienen que ver en lo que se refiere a la protección de los derechos de autor en el uso público de la música con fines de lucro”, agregó el director de la institución.

Este requisito también afecta a quienes tengan en su repertorio obras que actualmente se encuentran bajo dominio público, es decir que nadie tiene los derechos patrimoniales de éstas.

De acuerdo con el artículo 18 de la Ley 1322, “la duración de la protección concedida por la presente ley será por toda la vida del autor y por 50 años después de su muerte, en favor de sus herederos, legatarios y cesionarios”. O en el caso de varios autores para una obra, 50 años tras el fallecimiento del último creador.

Una vez que fenece ese plazo, la obra entrará en el dominio público. Es decir que, aunque se reconoce el nombre de su creador, nadie puede beneficiarse de ésta.

La normativa menciona en el artículo 60 que “la utilización bajo cualquier forma o procedimiento de obras del patrimonio nacional y del dominio público será libre”. Ésta es una medida que se cumple en el mundo.

Sin embargo, Baldivieso reconoció que “en Bolivia el dominio público es pagado”, aunque el dinero es manejado por el Estado, como indica la norma en el mismo artículo: “quien lo haga comercialmente, pagará al Estado, de acuerdo con lo establecido en los reglamentos, una participación cuyo monto no será menor del diez por ciento (10%) y no mayor del cincuenta por ciento (50%) que el que se pague a los autores o sus causahabientes por utilización de obras similares sujetas al régimen privado de protección”.

Moderna. La abogada Pilar Soruco, especialista en derechos de autor, indicó que no se debería pagar nada respecto a la utilización de obras de dominio público. 

La experta reconoció que la Ley 1322 “es muy moderna, aunque entra en contradicciones, como las ya mencionadas”. Este dinero, administrado por el Estado boliviano, debe invertirse en actividades de fomento de la cultura.
El representante de Sobodaycom admitió que se debe crear una norma específica respecto a estas manifestaciones culturales.

Baldivieso indicó que su institución está abierta a negociaciones con otros sectores, como ya ocurrió con representantes de danza y teatro, con quienes firmaron convenios. También garantizó que la situación no cambiará mucho de lo que sucede actualmente y que la entidad cuenta con la aprobación de sus socios y de algunos locales que usan música.

Uno de estos últimos es el Equinoccio. Su propietario, Limbert Alarcón, dijo que están afiliados a Sobodaycom desde hace dos años y que “tenemos un pago anual que sale alrededor de Bs 3.000 que se supone que se les paga a los artistas”. Sin embargo, no todos los artistas, o sus representantes, están de acuerdo con el papel de Sobodaycom.

El productor Enrique Claros consideró que la administración del dinero obtenido no es clara. Oficialmente, el autor debería recibir el 75% de lo recaudado, quedándose el resto en la sociedad. 

Sin embargo, Claros aseveró que “siempre han tenido muchos problemas para pagar, incluso han existido artistas que han recurrido a instancias judiciales para demostrar que no tenían por qué pagar a Sobodaycom, ya que hay gente que no quiere inscribirse a la entidad”.

Baldivieso sostuvo que su organización recolecta el dinero de todos los artistas que estén registrados en el Senapi, aunque la Ley 1322 indica que las obras están protegidas desde su creación, sin importar si están asociados o no.

El músico electrónico Bernardo Resnikowsky refutó la posición de la sociedad, al afirmar que “no trabajamos con Sobodaycom, nos han querido cobrar sobre canciones nuestras y tampoco te defienden cuando te plagian o tienes algún problema, ellos (los directivos) lucran con la carrera de otros”.

Respecto a su gremio, Resnikowsky subrayó que no pagan “absolutamente nada”, ya que liberan su producción de forma gratuita en internet.Claros mencionó que en el caso de los derechos de artistas internacionales, Bolivia “se encuentra en una nebulosa legal”, ya que no existen garantías de que ese dinero llegue a su destino, aunque Sobodaycom asegura que se tienen acuerdos con sus contrapartes de otros países.

La norma municipal fue pasada al alcalde Luis Revilla para que la revise en los siguientes diez días y la promulgue.


Autores

PropiedadLos músicos que toquen sus propias creaciones deberán presentar su repertorio a Sobodaycom.

GénerosRemixesLa sociedad solicita reuniones para definir el  alcance de la ley en las producciones mixtas.

Sanciones
ClausuraEl incumplimiento acarreará que Sobodaycom y la Alcaldía suspendan los espectáculos o cierren los locales. 

Fuente: La Razón

0 comentarios:

Publicar un comentario